Muchas empresas han externalizado su producción a países donde la mano de obra es más barata, esto produce en muchos casos que la parte final del proceso se realice internamente para asegurar los niveles de calidad exigidos.

La mayoría de las empresas de logística y manipulación están muy automatizadas y en muchos casos el trabajo manual es limitado.

Son en esos puestos donde se requiere integrar a la persona junto con los sistemas de transporte automatizados o también en las áreas de control de calidad y cierre del producto.

Sovella dispone de una serie de productos adaptados a esas necesidades y puede hacer soluciones a medida.